No me toques la fibra…

¿A quién no le han dicho alguna vez esta expresión? Un discurso, un regalo o un simple guiño pueden dar lugar a un No me toques la fibra… Esta es una empresa de telecomunicaciones y mi propósito no es emocionarte o conmoverte. ¡Ni mucho menos! Estaré ahí siempre que lo necesites, pero la idea es…

 Seguir leyendo