Los principios de Pepephone

Estos son los principios de Pepephone y ‘si no le gustan, tenemos otros’ (como decía Groucho Marx), pero seguirán siendo iguales. De hecho son exactamente los mismos que llevamos aplicando desde 2007, cuando sonaban ridículos en un mercado como el de la telefonía móvil. Y aunque hoy siguen siendo extraños, los hay que se han apuntado a más de uno de ellos (aunque antes se reía al verlos).

1. En Pepephone no se regala nada por venir, sólo el respeto. Ninguna empresa regala nada que no intente cobrar luego.

2. Si mejora un precio, se le cambia primero a los ya clientes. Y sin que lo pidan. Y aunque no se enteren. Tampoco hay promociones.

3. Si un cliente se quiere ir, se le deja ir sin molestarle. Tampoco se le humilla ofreciéndole, para que se quede, algo que se podía haber ofrecido antes.

4. Los clientes pueden cambiar de Tarifa siempre que quieran. Si creen que hay otra mejor que la suya. Y volver de nuevo a la anterior.

5. No existe compromiso de permanencia, ni en móvil ni en fibra.Tampoco hay que pagar costes de alta ni de instalación. Queremos que un cliente se quede libremente sólo si está contento con el servicio.

6. Preferimos convencer a un cliente con un buen servicio que comprarlo con un regalo. Es más difícil, pero es más económico para los dos.

7. No existen ventajas para los nuevos clientes, pero sí para los antiguos. Los ya clientes siempre tienen prioridad sobre los que aún no lo son.

8. En Pepephone no te ponemos un teléfono de ‘llama gratis’ para contratar y luego un 902 cuando eres cliente. Tanto si eres cliente como si deseas contratar, podrás contactar con nosotros sin coste para ti. Como tiene que ser.

9. Nuestro Centro de Atención al Cliente está en España. Son también clientes, trabajan sólo para Pepephone y saben que son los empleados clave de la compañía.

10. Una marca tan ‘peculiar’ sirve para demostrar que lo importante no es sólo la imagen. Como muchos piensan. Es el servicio (y el precio).

11. Aquí sólo trabajamos personas normales. Y tratamos a los clientes como personas normales. Ni más ni menos.

12. En Pepephone a un cliente siempre se le dice la verdad. La respuesta políticamente correcta no ayuda a resolver los problemas.

13. En Pepephone no ‘subvencionamos’ terminales. A plazos y al doble de lo que valen. Y menos diciendo que son a cero euros.

14. Somos personas y cometemos errores. Pero cuando ocurren se corrigen y se indemniza al cliente sin que lo pida.

15. En Pepephone no existe equipo comercial. Lo que no es igual que los demás no se puede vender igual que los demás.

16. Explicamos todo lo que hacemos. Siempre en directo a nuestros clientes a través de Internet y ellos opinan.

17. Las peticiones a atención al cliente se resuelven en la misma llamada. Nunca se pasa al cliente a otro agente para tener que volver a contar lo mismo.

18. Si un cliente propone algo, y nos encaja, lo hacemos. Nada está predefinido ni condicionado.

19. No hay problema en cambiar TODOS los días TODAS las cosas si se mejora algo. No nos avergüenza decir que NO planificamos las cosas. Sólo seguimos nuestros principios de comportamiento. No hay nada más fiable.