Parejas Inimitables: Elena y Aiur

Hay parejas Inimitables como es la Fibra + Móvil de Pepephone y parejas que lo son aún más. Este es el caso de Elena y su perrete Aiur. Hoy quiero dejar de lado las mejoras de producto para hablaros de una iniciativa en la que he tenido la suerte de poner mi granito de arena.

Elena es una de nuestras full-Stack developer, o lo que es lo mismo, una persona normal que sabe mucho de programación y que intenta, día a día, ayudar a mejorar la web y el área de clientes. Pero a Elena, además de gustarle la informática y el lenguaje de código, le encanta la naturaleza, la esgrima, los perros (tiene tres fierecillas en casa: Aiur, Dune y Riven) y, sobre todo, el Mushing. 

El Mushing es una disciplina deportiva que proviene de los perros de trineo. Al principio se trataba de carreras de larga distancia y hoy en día hay diferentes modalidades. Elena practica Bikejoring, una variante con carreras de sprint en la que los competidores se desplazan en bicicleta y sus perros corren junto a ellos sujetos por un arnés.

El Mushing llegó a la vida de Elena como suelen llegar las mejores cosas, de forma improvisada. Elena venía del deporte de competición, había estado 8 años siendo internacional con la Real Federación Española de Esgrima. Una lesión de rodilla y dos operaciones complicadas le obligaron a aparcar este deporte. Varios años después, Elena decidió retomar su actividad deportiva, esta vez de forma moderada, para mantener a sus perros en forma. Empezó con pistas de obstáculos que sus perros tenían que recorrer en un orden determinado.  Poco después Elena adoptó una pitbull que tenía problemas en las rodillas y no podía saltar. Buscando otro ejercicio que se adaptase a su compañera de equipo, acabó descubriendo el Canicross. Una disciplina que a su perra le encantaba y que hizo que Elena recuperase ilusión por la competición.

Elena siguió practicando y motivando a sus animales con esta modalidad hasta que, recientemente, recibió una noticia que le hizo saltar de alegría. Le comunicaron que ¡había sido seleccionada para participar en el Campeonato Europeo de ICF en Bélgica! Elena no podía dejar de sonreír. Pero esta sonrisa se tornó al momento en un gesto de preocupación. En la carta también le explicaban que tenía que asumir íntegramente los gastos del viaje. Empezó a echar cuentas y viajar tantos kilómetros con una bici y un perro no era tan fácil…

Elena empezó a buscar formas de financiar el viaje y fue entonces cuando se le ocurrió que podía participar de la mano de Pepephone: ella llevaría equipación customizada por Pepephone y la operadora le ayudaría con los costes del campeonato. Elena presentó la propuesta de forma oficial y ¡boom! Luz verde al proyecto y el sueño comenzó a hacerse realidad.

Pepephone se hizo cargo de los costes del viaje e inscripción a la competición. La responsable de creatividad preparó un diseño para la equipación de corto y equipación de largo, los compañeros de redes sociales le ayudaron a hacerse unas fotos y dar difusión a sus perfiles sociales… Todos pusieron su granito de arena.

Después comenzaron los entrenamientos más severos y las largas jornadas de preparación. Los caninos necesitan correr en lugares fríos con temperaturas bajas para evitar golpes de calor. Elena y Aiur se levantaban a las 5 de la mañana y salían a hacer rutas de larga distancia por el campo y jornadas de natación para mantener la musculatura. Ambos cuidaban la alimentación y Elena aprovechaba cualquier momento para entrenar. Un poco de ciclo en el gimnasio durante la hora de la comida o una carrera matutina antes de entrar a la oficina.

Llegaron los días del campeonato y #ChoflasMushingTeam el nombre que Elena le había puesto al tándem que formaba con su perrete Aiur, cumplieron su sueño y participaron en el campeonato. En esta ocasión no consiguieron regresar con un metal bajo el brazo, pero sí se trajeron aprendizajes, anécdotas y una experiencia inolvidable. Sin olvidar que realizaron una competición muy digna, honesta, luchadora y llena de complicidad.

Y es que para Elena el Mushing ha dejado de ser un hobbie o una excusa para practicar deporte y se ha convertido en una forma de vida. Hoy en día, Elena pasa muchas horas con sus perros, dedica tiempo a entrenarlos y realiza viajes largos con ellos, en los que su principal prioridad es que sus perros se sientan motivados y felices.

Si quieres conocer un poco más las aventuras de Elena y Aiur puedes seguirlos en su perfil de Instagram @choflasmushingteam